"Cómo funciona un centro anti-violencia": explicado por un operador que trabaja allí

"Cómo funciona un centro anti-violencia": explicado por un operador que trabaja allí

¿Cómo funciona la vida cotidiana en la práctica? centros anti-violencia? En un artículo anterior, te explicamos qué es una estructura de este tipo en general, a quién puedes dirigirte y qué sucede cuando te diriges a ella. Por supuesto, esa era la teoría, el sistema es complejo y variado. Entonces, para simplificar esa teoría, pensamos que haríamos una de las preguntas trabajadores de recepción en un refugio: la persona que entrevistamos se llama Enza Miceli, y es un operador en el Red de centros antiviolencia SanFra, activa en toda Puglia, en particular en las provincias de Lecce, Bari y Foggia, en las sucursales abiertas en las diversas Áreas del Área - de las agrupaciones multimuncionales que sirven para proporcionar varios servicios, en particular algunos, como éste, que son socialmente importantes .

Enza, ¿qué hace exactamente un recepcionista?

Tiene un primer contacto con la mujer que se convierte en cav. Digamos que viene a visitarnos a la oficina principal para pedir ayuda. Escuchamos su historia, las palabras dichas y no dichas, su dolor y sufrimiento. En ocasiones, las personas que se acercan a nosotros son ríos en crecida y por eso también nos encargamos de poner su historia en orden cronológico, realizando una cita posterior que conducirá así al segundo paso: una entrevista con nuestros abogados o con nuestro psicólogos o cualquier otra cosa que pueda ayudarlos. Lo que es importante saber es que no juzgamos. Trabajamos mucho en nosotros mismos para eliminar los juicios y los prejuicios, hacemos una formación continua contra los legados y los estereotipos, porque a todos se les enseña y debemos deshacernos de ellos. Lo importante es mirar a los ojos a la mujer que vino a nosotros y encontrar una solución. La violencia es una espiral, un circuito maldito, hay muchos temas por explorar, también para resaltar el patrón de los que manipulan y los que son manipulados, para no volver a caer en él.

También te atraen hombres?

Sí, pero es una minoría que puede considerarse insignificante en una estadística hipotética. En su mayoría acuden a nosotros mujeres que han sido afectadas por violencia física perpetrada por su esposo, pareja, novio. La violencia psicológica también ha operado sobre estas mismas personas, tanto es así que muchas mujeres no reaccionan, caen en depresión y ya no son capaces de distinguir ningún signo de peligro para su gente. Muchas veces no se dan cuenta de que están en una relación abusiva, excepto cuando el agresor tiene otra relación: sucede que estas mujeres reconocen la violencia como una forma de amor. Muchas también se ven afectadas por diversas formas de violencia económica: sobre todo mujeres que intentan llegar a fin de mes trabajando por el día, obligadas a dar dinero al hombre con quien viven y luego tienen muy pocos recursos personales.

Además de la propia actuación a favor de la mujer, en los centros antiviolencia que realiza laactividades de sensibilización. En su opinión, ¿hay algún resultado?

Nuestros canales de conciencia son básicamente dos. Hay talleres en la escuela -y funcionan mucho, porque las generaciones más jóvenes son extremadamente receptivas- desde la escuela primaria hasta la secundaria y se tratan de emociones, estereotipos y otros temas según el grupo de edad. En cambio, hemos visto que las conferencias para adultos no funcionan, o más bien solo interesan a los iniciados - y por eso organizamos eventos con teatro y música en los que en la intro explicamos los orígenes de la violencia: al final de estos eventos suele ocurrir que la gente solicítenos más información o información.

¿Cuáles son las "partes" de la sociedad que deberían participar más y mejor en lucha contra la violencia de género?

En mi opinión, en primer lugar los servicios sociales y la aplicación de la ley. Para esto último, creo que deberían establecerse cursos de formación específicos. En cuanto a la prensa, llegamos al otro punto delicado. En realidad, el problema está más en los títulos, porque luego en los artículos mismos leemos mucha más atención. Creo que es necesario escribir sin mostrar al hombre como si no tuviera alternativas, en casos de delitos como el femicidio o diversas violencias de género. También en las fotos: a menudo se muestran rostros hinchados de mujeres, pero rara vez, por ejemplo, una mano masculina apretada en un puño. También creo que deberíamos evitar hablar de raptus: el raptus dura 3 segundos y en 3 segundos no puedes infligir 15 puñaladas. Además, el marco de un feminicidio no puede ser amor, los celos no son amor, dejemos de llamarlo amor y recordemos que las mujeres nunca son la causa de la violencia que sufren.

¿Cómo funciona en el frente de la financiación? A menudo las noticias nos hablan de centros o redes de centros anti-violencia en dificultad por falta de financiamiento publico.

Los centros contra la violencia viven de la financiación pública, pero cada región tiene sus propias reglas y leyes. Afortunadamente, en Puglia tenemos una de las mejores leyes de Italia en este sentido: nació durante la administración de Vendola y fue escrita por mujeres con visión de futuro. Un punto en el que podemos mejorar es el número de albergues con direcciones secretas (es decir, los lugares donde pueden refugiarse las mujeres potencialmente en peligro, ed), que en algunas zonas de Italia son muy pocos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información