Como enseñar ahorrar dinero a tu hijo con estos sencillos pasos

Los padres usualmente suelen darles dinero a sus hijos cuando desean comprar algo, mayormente sucede más cuando salen bien en las calificaciones o para que cumpla algún capricho que deseaba desde hace mucho tiempo. Hay niños quienes les gustan ahorrar como otros simplemente lo gastan de forma inmediata.

Por esta razón los papas deben esforzarte y dedicar tiempo en enseñarle a su hijo la importancia que tiene ahorrar dinero, aunque suele ser muy forzoso ahorrar desde temprana edad pero si se puede hacerles entender porque es necesario tener dinero ahorrado.

El momento ideal para conversar con tus hijos acerca del dinero es a partir de los 5 ó 6 años cuando ya tienen una noción que con el dinero pueden conseguir lo que quieren. Por lo que es necesario que inicie con mostrarle el cono monetario de su país.

Enséñale el valor que tiene cada billete y que podría comprarse con él. Para luego dar el siguiente paso de que puede obtener cuando logra ahorrar algo de dinero. Por eso el día de hoy te aconsejo una serie de pasos para enseñar ahorrar dinero a tus hijos.

Índice()

    5 pasos infalibles para enseñar ahorrar a tu hijo

    Conversa de la importancia del dinero

    Hacerles entender cuál es la función del dinero y la importancia que tiene en su vida diaria es muy importante. Para eso debes tomarte tu tiempo en hablar con tu hijo la diferencia de las necesidades con los caprichos.

    Porque debe tener prioridades al momento de gastar dinero, enseñarle el valor y el esfuerzo que tiene conseguirlo para comprar lo que desea. También debes explicarle que el dinero no se consigue en cualquier lugar, que tú debes trabajar mucho para ganártelo.

    Esforzándose consigue lo que desea

    Ponerlo a realizar algunos deberes de la casa ayudará a entender que debe esforzase para conseguir dinero. Para trabajarlo ponlo hacer la cama, guardar la ropa, los juguetes, hacer las tareas o ayudarte a recoger la casa.

    Esta son grandes actividades que te permite ofrecerle una pequeña cantidad de dinero por el servicio que realizó en la casa. Sin embargo, no debes acostumbrarlo a darle dinero cada vez que haga algo, solo conseguirás que haga las cosas por interés.

    Se el modelo ejemplar

    Los niños aprenden de las acciones que hacen sus padres, ni siquiera de lo que dicen. Así que la mejor manera de enseñarle a tu hijo a ahorrar es siendo el ejemplo que hubieses deseado tener cuando pequeño.

    Al momento de salir a comprar, utiliza esta salida como una herramienta de aprendizaje para tu hijo, muéstrale el valor y la calidad de cada una de las cosas que compras y de cómo debe manejar el presupuesto que tiene.

    Una de las recomendaciones que podrías hacer es comprándole una alcancía, hazle saber que mientras más ahorre tendrá más dinero para comprar lo que desee.

    Ahorrar para cumplir sus metas

    Enseñar a tu hijo a crear metas que desee hacer, pero con la condición de que él debe cubrir sus gastos. Regalarle una alcancía le permitirá ahorrar dinero para irse de paseo con sus amigos, comprarse un juguete o algo que desee.

    Observa el proceso que tiene mientras ahorra y aconséjalo a que debe ajustar sus gastos si desea cumplir su meta. Es importante que todos los miembros de la familia sepan los planes que tiene para que frecuentemente lo aconsejen porque es importante ahorrar.

    Enséñalo a comprar cosas necesarias

    Todo niño se emociona cuando sus padres le dan dinero, el deseo de gastarlo de inmediato está latente en todo momento que salen algún sitio. Porque quieren comprar o pagar lo que quiera y que se siente una persona con mucho dinero.

    Pero aquí es donde debes colocar un límite y hacerle entender que no vale la pena gastar en cosas innecesarias, que lo mejor que podría hacer es reducir sus gastos para conseguir ahorrar y comprar lo que realmente quiere.

    Por ultimo no olvides que tu hijo debe ser premiado al momento de conseguir ahorrar para adquirir lo que tanto deseaba. Los ánimos ayudaran a que cada vez se esfuerce más.

    Conclusión

    Enseñar ahorrar no es tarea fácil, porque si como adulto se dificulta controlar el deseo de gastar el dinero que tienes en cosas innecesarias. Un niño se le dificulta aún más, porque no tienen una noción clara de lo que es ahorrar dinero.

    Pero puedes ir trabajando este nuevo aprendizaje en tu hijo, para crear nuevos hábitos de ahorro en la familia. De esta manera podrán conseguir lo que desean y que de seguro no esperaban adquirir nuevos hábitos de ahorro.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información