Cómo Anna May Wong fue la primera mujer de ascendencia china en conquistar Hollywood

Cómo Anna May Wong fue la primera mujer de ascendencia china en conquistar Hollywood

Cuando ella todav√≠a era una ni√Īa Anna May Wong Le encantaba aventurarse en escenarios de pel√≠culas en Los √Āngeles. "Me abr√≠ paso entre la multitud y me acerqu√© a las c√°maras, lo m√°s cerca posible": todav√≠a no sab√≠a que esas mismas c√°maras se enamorar√≠an de sus grandes ojos negros y su rostro de porcelana.

En su larga carrera como actriz, apareció en más de cincuenta películas, incluida la obra maestra Shanghai Express en 1932, donde actuó junto a Marlene Dietrich. Pero ella era una típica criatura de Hollywood de principios del siglo XX, moldeada por los deseos del espectador blanco.

Casi siempre obligada a asumir el papel de asistente o de seductora con malas intenciones. El ladrón de Bagdad apenas lo cubrieron con cortinas de seda. Mostrando gran determinación y orgullo, decidió dejar California para trabajar en Europa. En una entrevista de 1933, mencionada en un antiguo artículo de Los Angeles Times, motivó su elección.

Estaba tan cansado de las partes que tenía que interpretar. Porque el chino de la pantalla es casi siempre el villano de la ópera, y es un villano verdaderamente cruel: asesino, traicionero, una serpiente escondida en la hierba. Nosotros no somos así.

√ćndice()

    La historia de Anna May Wong

    Wong Liu Tsong, el verdadero nombre de la actriz, naci√≥ en 1905 en el barrio chino de Los √Āngeles, donde su familia ten√≠a una lavander√≠a autom√°tica. Pas√≥ su infancia ayudando a sus padres en su trabajo y primero asisti√≥ a la escuela p√ļblica, donde fue atacada por razones raciales, y luego por los chinos.

    Su verdadera pasión eran las películas: a veces se saltaba la escuela para ir al cine y pagaba la entrada con el dinero del almuerzo. Así fue que a los nueve decidió convertirse en estrella de cine, a los once eligió el nombre artístico de Anna May Wong y a los catorce consiguió su primer papel como extra en La linterna roja.

    Mientras estaba en la escuela secundaria, sigui√≥ apareciendo en la pantalla grande; luego, en 1921, dej√≥ el estudio para trabajar a tiempo completo como actriz. En ese mismo a√Īo protagoniz√≥ tres pel√≠culas mudas: ya hab√≠a nacido una estrella.

    El éxito

    La gran oportunidad de Anna May Wong llegó en 1922, cuando consiguió un papel protagónico en flor de loto, una de las primeras películas realizadas en Technicolor. Siguieron otras partes, más o menos importantes, pero todas para personajes estereotípicamente asiáticos.

    Ella so√Īaba con ser la cl√°sica hero√≠na rom√°ntica, como Ava Gardner o Vivien Leigh, pero las leyes estadounidenses contra la hibridaci√≥n le prohib√≠an compartir un beso en pantalla con un actor de otra raza. Se sent√≠a estadounidense, al igual que sus colegas famosos, pero sus or√≠genes asi√°ticos la colocaban un paso por debajo del resto.

    Somos una civilizaci√≥n mucho m√°s antigua que la de Occidente. Tenemos nuestras virtudes. Tenemos nuestro propio c√≥digo de conducta estricto, de honor. ¬ŅPor qu√© no los muestran nunca en la pantalla? ¬ŅPor qu√© siempre deber√≠amos conspirar, robar, matar?

    Al llegar a Europa a finales de la década de 1920, se sintió bienvenida y valorada. Actuó en películas y producciones teatrales inglesas, francesas y alemanas, sin nunca ser doblada. Tenía talento, talento real y, finalmente, alguien lo había descubierto.

    El regreso a la patria

    Si se hubiera quedado en Europa, tal vez el destino de Anna May Wong hubiera sido diferente. Sin embargo, la nostalgia se apoder√≥ de √©l y despu√©s de unos a√Īos decidi√≥ regresar. Bienvenida de nuevo en Hollywood, se dio cuenta de que nada hab√≠a cambiado y que estaba destinada a interpretar a la elegante y misteriosa bruja vestida de cheongsam, el vestido tradicional chino.

    El momento más bajo fue definitivamente el casting de la película. La buena tierra, basada en la novela homónima de Pearl S. Buck, autora gracias a la cual había descubierto algo más sobre su tierra natal.

    MGM eligió el alemán Luise Rainer, quien luego también ganó el Oscar, por interpretar el papel de la protagonista china O-lan. Anna May Wong aceptó hacer una audición para el papel secundario de una concubina, pero fue muy clara con los productores.

    Estar√© feliz de hacer una audici√≥n, pero no interpretar√© el papel. Si me dejas jugar a O-lan, ser√© muy feliz. Me est√°s pidiendo a m√≠, que tengo sangre china, que interprete el √ļnico papel de villano de la pel√≠cula, con un elenco totalmente estadounidense interpretando personajes chinos.

    Al final solo le ofrecieron la parte secundaria, como se esperaba, y ella la rechaz√≥. En cambio, decidi√≥ irse a China, para descubrir sus or√≠genes, y pas√≥ un a√Īo viajando, sumergi√©ndose por completo en la cultura local.

    En casa, solo trabaj√≥ en un pu√Īado de pel√≠culas, solo para retirarse en la d√©cada de 1940, todav√≠a en la treintena. Nunca se cas√≥ y su √ļnico regreso al cine, un a√Īo antes de su muerte, fue en 1960 en Retrato en negro: jug√≥ la criada de Lana Turner. Nada ha cambiado.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información