Christa Wolf: cuando escribir es político

Christa Wolf: cuando escribir es político


IDEOLOG√ćA SOCIALISTA -
Christa Ihlenfeld naci√≥ en 1929 en el este de Alemania, una Landsberg en el Warta, un pueblo que hoy pertenece al Polonia. Recibe unEducaci√≥n nazi como todos los ni√Īos alemanes de la √©poca, pero con la suerte de tener una familia de mente abierta y con ideas progresistas a sus espaldas.

Después del final de la Segunda Guerra MundialChrista se da cuenta de que ha vivido su vida creyendo en algo que solo le trajo muerte y destrucción. Se da cuenta de la Campos de concentración, del exterminio de los judíos y como todo joven alemán A partir del momento, comienza a albergar un profundo odio por los ideales en los que sus padres y la sociedad alemana habían creído hasta ese momento.

Christa Wolf (durante los a√Īos universitarios se cas√≥ con el escritor Gerhard Wolf adquiriendo su apellido) se convierte en mujer en el reci√©n nacidoRep√ļblica Democr√°tica Alemana, la Rep√ļblica Democr√°tica Alemana, com√ļnmente llamada Germania Este.

Es un estado dictatorial socialista. Despu√©s de 12 a√Īos de socialismo nacional la gente recibe con entusiasmo el doctrina socialista ed anti fascista, sin darse cuenta, sin embargo, de que simplemente hab√≠an reemplazado una ideolog√≠a por otra. Christa Wolf se convierte en una aut√©ntica guerrera dedicada al socialismo, una ac√©rrima defensora de la pol√≠tica de DDR, un intelectual del molde Sovi√©tico que incluso afirm√≥ estar de acuerdo con la censura de los escritores opuestos al Partido Socialista de Oriente, el PERO (Partido de Unidad Socialista de Alemania). Es apodado el "Poeta del estado", sus escritos estaban tan alineados con la ideolog√≠a predominante. Pero en la d√©cada de 1950 tuvo lugar un encuentro que cambiar√≠a su vida para siempre. Una sombra inquietante que causa estragos en su existencia como esposa devota y madre amorosa de dos ni√Īas.

SERVICIOS SECRETOS - yo Servicios secretos alemanes no eran tan secretos. Actuaron en secreto para buscar el "Enemigos de la naci√≥n y del pueblo", pero pertenec√≠an a una instituci√≥n bien conocida por todos, la Ministro de Seguridad del Estado, el Ministerio de Seguridad del Estado, conocido por las siglas Stasi. Esta instituci√≥n hizo uso de colaboradores informales, que por dedicaci√≥n a partido o por compulsi√≥n, ten√≠an la tarea de espiar a la gente. Durante 5 a√Īos, de 1954 a 1959, Christa Wolf ha estado pisando los talones agentes secretos quien ten√≠a la tarea de evaluar si la "camarada" Wolf podr√≠a ser una colaboradora secreta capaz de denunciar a sus compa√Īeros de partido no alineados a la Stasi. Tras esta fase de estudios, en 1959 inici√≥ su colaboraci√≥n para la Stasi. En realidad ha habido pocas reuniones (tres para ser exactos) entre usted y funcionarios estatales, durante las cuales nunca ha denunciado a ninguno de sus colegas.

Para Wolf estas reuniones fueron de naturaleza intelectual, m√°s bien le sirvieron para ejercitar el cr√≠ticas a los movimientos del partido. Para romper una lanza a favor del escritor, se puede decir que en la d√©cada de 1950 la Stasi a√ļn no hab√≠a tomado una posici√≥n represiva en la RDA. Sin embargo, la Stasi decide que la colaboraci√≥n con Wolf no es rentable para sus prop√≥sitos. Quer√≠an encarcelar a los enemigos del estado y, en cambio, Wolf simplemente les ofreci√≥ t√© y habl√≥ sobre literatura. No estuvo bien. Como sol√≠a ser el caso, los propios colaboradores informales se convirtieron en sujetos a vigilar y espiar. La terrible experiencia de la familia Wolf comienza en la d√©cada de 1960.

LO QUE QUEDA - En la d√©cada de 1960, Christa Wolf inici√≥ su etapa que ella misma denomin√≥ desilusi√≥n, la desencanto. El artista se da cuenta de que Alemania del Este tiene muchos defectos, que quiz√°s estaba sumergida hasta el cuello en una ideolog√≠a que no era tan diferente al nazismo. Pero no sale de la RDA. Para ella, Occidente es el Vietnam, la Chile, la Sud√°frica. Estaba convencida de que con un poco de compromiso la situaci√≥n a√ļn podr√≠a mejorar y por lo tanto llegar a la Para√≠so en la tierra que tanto elogiaron los socialistas. Estos son los a√Īos de novelas m√°s conscientes que en el pasado, como "Reflexiones sobre Christa T.","Trama de la infancia"E"Cielo dividido‚Äú, Obras con las que ha demostrado comprender bien el malestar de la sociedad. Mientras tanto, la Stasi la observaba, d√≠a y noche, sin siquiera importarle que se hubiera dado cuenta. En "Lo que queda" (titulo original Lo que queda), una novela escrita en 1979 (a√Īo que coincide con su desapego de la pol√≠tica), reelaborada en 1989 y finalmente publicada en 1990, Wolf usando el mon√≥logo, narra sus d√≠as t√≠picos de espionaje. De las conversaciones telef√≥nicas revueltas, del auto estacionado frente a su ventana, de los individuos que la segu√≠an al supermercado, del correo visiblemente abierto, de las se√Īales de rotura de la cerradura. Pero a pesar de todo esto, Wolf todav√≠a cree en socialismo.

‚ÄúAlg√ļn d√≠a, pens√©, podr√© hablar, con total facilidad y libertad. Todav√≠a es temprano, pero no siempre es demasiado temprano. Lo que queda. ¬ŅQu√© hay en el fondo de mi ciudad y a qu√© lo env√≠a? fondo. Que no hay mayor desgracia que no vivir. Y eso al al final no hay mayor desesperaci√≥n que no haber vivido ‚ÄĚ.

Legendario es su discurso pronunciado el 4 de noviembre de 1989 (5 d√≠as antes de la ca√≠da del infame pared) en el anuncio de Berl√≠n Alexanderplatz, en el que expres√≥ su esperanza de una renovaci√≥n del socialismo que, sin embargo, ten√≠a que ir de la mano de un cambio generalizado en las condiciones de vida del personas. Un discurso tan sentido y tan aclamado por el p√ļblico que nadie se hab√≠a dado cuenta de que estaba teniendo un infarto. La llevaron de urgencia al hospital y la dieron de alta unos d√≠as despu√©s con un mundo diferente al que conoc√≠a. Las Alemania estaban unidas y ella no lo acept√≥ de buena gana.

En 1992 Christa Wolf va con su marido a la archivo de la Stasi. De hecho, los archivos que no han sido destruidos todavía están disponibles para su consulta. Por tanto, se da cuenta de que no solo ha sido espiada por la Stasi, sino que ella misma ha sido colaboradora de los servicios secretos. Un período de su vida que Wolf había eliminado por completo. Oscuro. Tabula Rasa. Así, todos los intelectuales y la sociedad civil la acusan de haber escrito "Lo que queda" solo para incorporarse hábilmente a las filas de perseguido politicamente. Está acusada de hipocresía y su carrera da un giro inesperado.

A principios de los 90 Christa Wolf estaba compitiendo por Premio Nobel de Literatura, un premio que despu√©s de ese desliz no podr√° volver a ganar. Wolf parece sincera cuando dice que no recuerda esos tres a√Īos de su vida, despu√©s de todo solo hab√≠a tenido tres reuniones con funcionarios de la Stasi en las que se deleitaba hablando de literatura y ejerc√≠a su cr√≠tica al SED. B√°sicamente en los archivos solo hay 116 hojas de su per√≠odo como colaboradora y bien 41 fichas en el que fue objeto de espionaje. Los premios ya otorgados se recogen y su carrera parece estar llegando a su fin.

Pero el 27 de febrero de 1994, Christa Wolf pronuncia un discurso en Alexanderplatz en el que, tras caer del pedestal de reina de los poetas de Alemania Oriental, asumió el papel de una Juana de Arco de un este humillado, capaz en igual medida de confianza y autocrítica. Se convierte en el punto de referencia de un debate histórico y sociológico sobre Alemania después de la reunificación.

En 1996 "Medea“, Un nuevo gran éxito que devuelve a Wolf al esplendor de tiempos pasados. Todavía está involucrado enactividad política: lucha por Justicia social, Empresaapelaciones mi peticiones, protesta contra el nuclear y toma partido contra todos guerra. Christa Wolf representa la esencia misma de historia de alemania, una historia triste, sangrienta y turbulenta, una historia que Wolf vivió en su piel todos los días de su vida.

Artículo original publicado el 11 de julio de 2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información