Carlotta Sanna: "Tengo síndrome de Down y enseño en el jardín de infancia" - ENTREVISTA

Carlotta Sanna: "Tengo síndrome de Down y enseño en el jardín de infancia" - ENTREVISTA

Vivimos en un mundo del que hablamos mucho diversidad, integración, no faltan grandes proclamas e incluso algunos bienhechores. Sin embargo, la diversidad sigue asustando y creando desconfianza. Por eso es lindo, entre muchos ejemplos negativos, poder contar una historia hecha no solo de palabras, sino sobre todo de hechos. Y de hecho fue agradable, para nosotros en Cosas para mujeres, conoce a Carlotta Sanna y cuenta su historia. ¿Los hechos? Pronto se les dice: Carlotta tiene 20 años y vive en Quartu Sant'Elena, Cerdeña, sufre de síndrome de Down y… durante un año y medio es asistente en un jardín de infancia.

Bueno, sí. Carlotta lo hizo. Hizo su sueño realidad y… los primeros minutos de charla con ella fueron suficientes para entender que realmente se lo merece. Nuestra cita, lamentablemente, ¡maldita distancia! -, tiene lugar en el teléfono. Inmediatamente agarramos una pizca de Carlotta timidez, lo que no le impide ser muy clara y decidida en la historia de sus vivencias, de su vida.

La suya, de alguna manera, es la historia de un privilegiado y ella lo sabe. Nos dice: “¡Tengo suerte!”. También pensamos algo más: era buena, decidida. sabía pelear y ahora quién sabe si su historia puede no ser de ayuda para los demás.

Graduado con la máxima puntuación del socio psicopedagógico de la escuela secundaria, durante aproximadamente un año y medio Carlotta trabaja en el jardín de infancia Sacro Cuore en Cagliari como asistente. Sentirlo hablar de su trabajo es un placer: una mezcla de satisfacción, ganas de hacer y hacerlo mejor y alegría que se vierte en un periódico donde no hay demasiadas quejas para despertar y meterse "en el carruaje". Más bien.

Me gusta mucho. Trabajo de cerca con los niños - Él nos dice -: dibujamos juntos, yo les ayudo a pintar, durante la cantina me quedo cerca de ellos si necesitan ayuda para cortar la carne, inventamos juntos rimas infantiles… En fin, hacemos muchas actividades. Para los niños no es un problema en absoluto. Y ni siquiera para los padres, con el tiempo hemos formado una relación muy bonita. Nunca me he encontrado con dificultades a este respecto.

Esto también convierte a Carlotta en una chica afortunada, dadas las tristes noticias de las últimas semanas. de una madre de Ferrara que sacó a su bebé de una guardería precisamente por la presencia de una asistente con síndrome de Down. La historia, en resumen, es la siguiente: la madre había empezado a entrar a la guardería con su bebé, pero al tercer día no se presentó. Razón, "esa chica de ahí". Es decir, el educador con síndrome de Down. Que estaba rodeada del cariño de compañeros y padres de los otros niños, pero comprensiblemente estaba muy herida por las palabras de su madre.

Carlotta, ¿nunca has tenido experiencias similares antes?
yo Siempre he tenido mucha suerte: ni hoy ni en la infancia he tenido que chocar con prejuicios, bromas, declaraciones tiradas ahí por hacer. De hecho, siempre he encontrado aceptación e integración.

Sin embargo, Carlotta, que está muy preocupada por la integración y las relaciones personales., y ya lo puedes adivinar por su forma educada y amable de ponerse al teléfono en nuestra entrevista: no fue indiferente a lo que sucedió. Tanto por la cercanía humana como porque Carlotta es, de hecho, educador en un jardín de infancia.

Creo que mamá no debería haberse permitido ser tan dura con mi colega. Estoy seguro de que es perfectamente capaz de llevar a cabo sus funciones. No había ninguna razón para retirar al niño. De hecho, de esta manera se le ha privado del valor de la diversidad y de una gran oportunidad de crecimiento.

Entre los pequeños a los que sigues en el jardín de infancia, también hay un niño con síndrome de Down, ¿no?

Sí, los otros niños son maravillosos con él. Y juntos nos relacionamos muy bien.

Los días de Carlotta Sanna transcurren así, de forma completamente normal o, para decirlo con sus propias palabras, "sin anécdotas particulares: los míos son todos días bastante ordinarios", pasado entre el trabajo en el jardín de infancia y las horas en el gimnasio. Carlotta, de hecho, también es gimnasta. Y qué gimnasta: en su carrera, que empezó hace diez años, ganó un total de cinco medallas. Lo que más la enorgullece (y la conmueve), como muestran las numerosas fotos y estados de Facebook dedicados a la experiencia, es el oro. en el cuerpo libre en los Juegos Mundiales de Olimpiadas Especiales en Los Ángeles.

Carlotta, ¿hay alguna anécdota en particular que te guste recordar sobre tu experiencia en Los Ángeles?

Sin anécdotas en particular. Excepto que sentí una inmensa alegría, quizás la mayor de todas, cuando gané el oro. Y de todos los momentos hermosos y emocionantes en América, este es el principal, el que nunca olvidaré.

Tanto ahora estas pensando en escribir un libro ...

Sí, me gustaría escribir una especie de diario en el que contar todo lo que me pasó durante esta maravillosa aventura y las emociones muy fuertes que me produjo. Y también dejar claro que los obstáculos, a pesar de su diversidad, se pueden superar y obtener una gran satisfacción.

De las palabras de Carlotta se desprende alegría por todo lo que hace, un inmenso apego a la vida y una gran pasión por las relaciones interpersonales. Además de undeterminación inquebrantable para que todos comprendan el valor de la diversidad.

¿Cuál es Carlotta, su visión de la diversidad y su valor?

Primero que nada quiero hacer una premisa: no estoy diciendo que el síndrome de Down sea un asunto trivial. Pero estoy muy convencido de que todos somos iguales y podemos hacer de todo, y mas. Seguiré por mi propio camino, haciendo lo que me gusta y demostrando mi fe.

Estamos con carlotta. No por retórica, sino porque en su corta edad esta chica expresa felicidad, sabiduría, empatía y mucha, mucha fuerza. Un ejemplo para todos, para nosotros, cada vez que nos preocupamos por las pequeñas cosas. Carlotta lo dice y lo confirma, tanto de palabra como de vida: "Los obstáculos se superan".

Artículo original publicado el 4 de noviembre de 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información