Calidad de vida: ¿qué es exactamente?

Calidad de vida: ¿qué es exactamente?

Calidad de vida: ¿qué es exactamente?

Algunos parámetros nos permiten definir la calidad de vida, entendiendo que cada uno de nosotros debe perseguir nuestra propia idea de bienestar y trabajar para lograrlo.

Hablamos mucho de calidad de vida, pero no siempre tenemos una idea clara de su significado. Existen, por tanto, numerosas definiciones y casi se podría decir que cada uno de nosotros es capaz de construir una idea personal de "calidad de vida".

La sociología, la antropología, la medicina, la política y casi todos los campos del conocimiento humano tienen un concepto diferente de calidad de vida, aunque comparten algunos aspectos.

Por tanto, no existe un acuerdo unánime sobre el peso efectivo de los factores objetivos y subjetivos en la calidad de vida. Algunos enfoques enfatizan factores como el ingreso per cápita o el acceso a los servicios públicos. Otros se centran en el grado de satisfacción percibida o apreciación de la vida. Tratemos de entender más.

"La calidad de vida es más importante que la vida misma".

- Alexis Carrel -

Índice()

    ¿Qué es la calidad de vida?

    Podríamos definir vagamente la calidad de vida como un conjunto de circunstancias que garantizan el bienestar de una persona en un contexto dado. Esto coincide en gran medida con la vida que quieres tener, porque te da una sensación de estabilidad.

    Desde cierto punto de vista, "calidad de vida" es sinónimo de "felicidad". Pero este concepto también es abstracto y relativo. No hay puntos de referencia exactos sobre lo que es.

    Un estudio de la Universidad de Harvard, dirigido por el psiquiatra George Vaillant y que duró 76 años, llegó a las siguientes conclusiones. Los factores que nos hacen felices están en orden:

    • La presencia del amor en la vida.
    • Ten relaciones significativas.
    • No dependa de sustancias psicoactivas.
    • Tener un trabajo que te apasione y que te permita mantenerte.
    • Mantén el optimismo.

    Estas son las conclusiones de un estudio extenso en cuanto a duración y voluntariado. No obstante, solo se consideraron países de altos ingresos, ya que puede implicar un sesgo. Aun así, los argumentos parecen tener un buen grado de universalidad.

    Los diferentes tipos de bienestar

    Tampoco existe una definición unánime de la palabra "bienestar". Hay calidad de vida cuando hay bienestar, pero este último implica múltiples dimensiones que deben estar en equilibrio. Veamos los diferentes tipos de bienestar.

    El bienestar emocional

    Quienes comprenden sus emociones y son capaces de regularlas disfrutan del bienestar emocional. y emprender, a partir de ahí, un camino de crecimiento personal.

    En este camino debe predominar la fuerza interior y la capacidad de tomar decisiones razonables y autónomas. Una vez que se cumplan estas condiciones, será posible establecer relaciones de ayuda mutua e interdependencia con los demás.

    Bienestar material

    El bienestar material se considera un nivel de ingresos que permite satisfacer necesidades importantes.. Esto también es controvertido ya que las necesidades varían mucho de una persona a otra.

    Sin embargo, el bienestar existe cuando una persona tiene acceso a bienes básicos, que incluyen vivienda, alimentos, salud, servicios públicos y recreación. A partir de este punto, la pregunta pasa por metas y valores personales.

    Bienestar social y calidad de vida

    Hay bienestar social cuando se crean lazos de cooperación y solidaridad con los grupos con los que interactuamos. Esto implica la existencia de relaciones saludables fundadas en la ayuda y el apoyo mutuos, pacíficas y que despierten sentimientos de seguridad y equilibrio. Todo ser humano necesita una red de apoyo para poder disfrutar de una buena calidad de vida.

    Bienestar físico

    Significa poder acceder a los recursos necesarios para garantizar nuestra salud. Se incluyen cuidados de salud, nutrición adecuada, actividad física y hábitos saludables. Al mismo tiempo, es necesario conocer y ser consciente de los factores y prácticas necesarios para proteger el organismo.

    Desarrollo personal y calidad de vida

    Cada uno de nosotros necesita oportunidades para crecer y desarrollar su potencial en diferentes direcciones. Dentro de estas oportunidades, encontramos el acceso a la educación y la formación, así como un trabajo digno en el que puedas aplicar tus habilidades y conocimientos, y que te permita crecer desde múltiples puntos de vista.

    Como hemos visto, la calidad de vida se compone de factores de diferente naturaleza. Parecen demasiados, pero no lo son. La elección correcta, por tanto, es mover el mundo hacia un estado en el que todas estas formas de bienestar sean accesibles a todo ser humano, por el simple hecho de serlo.

    Ardila, R. (2003). Calidad de vida: una definición integradora. Revista Latinoamericana de psicología, 35(2), 161-164.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información