Bypass Gastrico

El bypass gástrico es un tipo de cirugía bariátrica con el propósito de perder peso. La cirugía consiste en la reducción del tamaño del estómago y, dependiendo de la necesidad del paciente, de una parte del intestino. El procedimiento reduce un promedio de 50% a 70% del peso corporal, facilitando el ajuste al peso ideal.

Índice()

    ¿PARA QUIÉN ESTÁ INDICADO?

    El bypass gástrico, como cualquier cirugía bariátrica, es un recurso recomendado para aquellos con obesidad mórbida, pacientes con sobrepeso que tienen riesgos debido a enfermedades cardiovasculares, diabetes y otros relacionados con el sobrepeso. La cirugía se recomienda sólo en el último caso, cuando no hubo efectividad en el cambio de hábitos alimenticios y con actividades físicas.

    Este procedimiento está indicado para aquellos que tienen un IMC - Índice de Masa Corporal por encima de los 40 años de edad con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años. Los pacientes con IMC superior a 35 e inferior a 40 sólo pueden someterse al bypass gástrico solicitado por un médico si tienen antecedentes de problemas de salud por sobrepeso y sólo se realizará cuando otros procedimientos como la colocación de la banda gástrica o el balón gástrico no hayan obtenido resultados.

    ¿CÓMO SE REALIZA LA CIRUGÍA?

     

    El bypass gástrico es una cirugía de alto grado de complejidad con el uso de anestesia general, la cual toma un promedio de dos horas para realizar todos los procedimientos.

    Después de que el paciente está totalmente anestesiado, se hace un corte en el estómago junto al esófago, dividiéndolo en dos partes, una de las cuales es muy pequeña en forma de bolsa y la otra grande correspondiente al resto del estómago, que después de la cirugía dejará de almacenar alimentos.

    Luego se hace otro corte en el yeyuno, que es la primera parte del intestino que se une al estómago menor por un pasaje directo a la comida en forma de tubo. Este vínculo permitirá que los alimentos se mezclen con las enzimas digestivas para que se lleve a cabo el proceso de digestión.

    Al final de la conexión, la laparoscopia se realiza para conectar la parte del intestino que está conectada a la mayor parte del estómago con el tubo recién creado.

    En este procedimiento quirúrgico se realizan de 4 a 6 pequeños orificios para el paso de una microcámara para que el cirujano pueda observar el interior del cuerpo a través de una pantalla y ordenar que los instrumentos también se introduzcan a través de los pequeños orificios.

    El cirujano puede elegir hacer una laparotomía, abriendo el abdomen completamente para conectar gran parte del estómago al tubo, pero es un procedimiento que presenta más riesgos que la laparoscopia hecha por video.

    ANTES Y DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

    El paciente es hospitalizado entre tres y cinco días después de la cirugía para que haya una buena recuperación posquirúrgica.

    Después de este período el paciente debe seguir la dieta indicada por el nutricionista: Tomar suplementos vitamínicos de hierro o vitamina B12 para evitar el riesgo de contraer anemia crónica.

    Además, usted debe tomar un antiemético como Omeprazol antes de las comidas para proteger su estómago, ir al consultorio de su médico o a un centro de salud una semana después de la cirugía para remover el drenaje y vendar su abdomen, y evitar los esfuerzos en los primeros treinta días para evitar que se le caiga cualquier pinza quirúrgica.

    EFECTOS SECUNDARIOS

    La rápida y gran pérdida de peso lograda por el procedimiento de bypass gástrico resulta en flacidez muscular, exceso de piel y depósitos de grasa localizada, lo que exige la realización de correcciones quirúrgicas plásticas para el ajuste estético del abdomen, las piernas, los brazos y los senos al nuevo peso. El intervalo de tiempo entre el bypass y las cirugías plásticas reparadoras es de doce a dieciocho meses.

    Existe un riesgo de complicaciones graves como anemia crónica, fístula de las cicatrices, hemorragia grave y síndrome de evacuación. Por lo tanto, a la primera señal de cualquier anomalía, el paciente debe informar inmediatamente al médico especialista.

    PRECIO Y VALORES

    El precio de la cirugía de bypass gástrico depende de la clínica donde se realiza y del seguimiento necesario antes y después de la cirugía, que oscila entre R$ 15.000 y 45.000. Este monto cubre los gastos hospitalarios, todos los profesionales involucrados desde el preoperatorio hasta el postoperatorio y la medicación.

    El bypass gástrico también puede ser realizado de forma gratuita por el SUS (Sistema Único de Salud) cuando el paciente está en riesgo de desarrollar graves problemas de salud debido al exceso de peso. Para ello, se realiza una rigurosa evaluación por parte del gastroenterólogo indicado por él.

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información