Brecha digital de género: chicas, despierten, recuperemos la paridad digital de inmediato

Brecha digital de género: chicas, despierten, recuperemos la paridad digital de inmediato

Hablando de trabajo, siempre nos hemos enfrentado a una gran brecha entre el empleo femenino y masculino, desde todos los puntos de vista: adem√°s de la clasificaci√≥n estereotipada de trabajos puramente "masculinos", aquellos, para simplificar, que t√≠picamente requieren fuerza. y habilidades manuales - y las m√°s adecuadas a las caracter√≠sticas femeninas, de hecho, incluso ahora a menudo tenemos que hablar de disparidad salarial, o dificultades para acceder a puestos directivos para las mujeres, as√≠ como de una complejidad general en la b√ļsqueda de trabajo, a veces ligada a cuestiones maternidad y familia. Como si la idea de casarse o tener hijos fuera una prerrogativa que, en la mente de los empleadores, solo pod√≠a afectar al componente femenino y no al masculino.

La brecha parece entonces haberse ensanchado a√ļn m√°s con el desarrollo de profesiones con una clara impronta digital, tanto que hablamos de brecha digital de g√©nero. ¬ŅQu√© es exactamente?

Significa, como se puede entender f√°cilmente, que las mujeres, en todo el mundo, tienen acceso a las tecnolog√≠as en mucho menor grado que los hombres, y que muy pocas mujeres pueden presumir de puestos de prestigio en grandes empresas o empresas que utilizan tecnolog√≠a digital. . La situaci√≥n es tan obviamente desequilibrada que el acceso a Internet se ha incluido como una actividad entre los Objetivos de desarrollo sostenible 2020, seg√ļn el modelo REACT, por lo que Internet es considerado uno de los derechos fundamentales, junto con brindar una educaci√≥n adecuada, garantizando el acceso no solo al medio f√≠sico, sino tambi√©n al habilidad blanda fundamental para el uso consciente de Internet, y para la creaci√≥n de contenido local, dise√Īado para las necesidades de su target.

Para simplificar a√ļn m√°s el panorama, te ofrecemos los n√ļmeros de un problema que, en lugar de reducir las diferencias de g√©nero en el mundo laboral, los est√° llevando a una versi√≥n 2.0.

√ćndice()

    Las cifras de la brecha digital de género

    Fuente: UNDSDN

    Como se informa en un art√≠culo de Inside Marketing, seg√ļn la UIT, la agencia de la ONU especializada en TIC (Tecnolog√≠as de la Informaci√≥n y las Comunicaciones) hay al menos 250 millones menos de mujeres que de hombres que tienen acceso a la tecnolog√≠a, especialmente en los pa√≠ses en desarrollo. de desarrollo. Por ejemplo, seg√ļn lo informado por un estudio realizado por Fundaci√≥n World Wide Web Sobre el acceso a lo digital en el mundo, en √°reas urbanas m√°s pobres como Lagos, Nairobi, Bogot√°, solo el 37% de las mujeres pueden tener conexi√≥n a Internet, a pesar del 59% de los hombres. Estas mujeres tienen un nivel de educaci√≥n medio-alto, a menudo ya son activas en pol√≠tica y, a menudo, los servicios a los que acceden son m√©dicos o financieros.

    A pesar de lo que se pueda pensar, la brecha digital de género no es, sin embargo, un problema que concierna solo a los países en desarrollo: también en otros, por ejemplo, existen factores culturales y sociales que claramente pueden afectar la igualdad de acceso. a los recursos tecnológicos; de hecho, incluso en países con mayor fluidez digital como Estados Unidos, Holanda, Australia o el norte de Europa, los hombres tienen más acceso a la tecnología que las mujeres. En algunos casos, la brecha es incluso muy alta, como ocurre en Japón, Francia y Suiza; todavía hoy entre los Millennials, la generación con las habilidades digitales más avanzadas, El 65% de los hombres ganan más que las mujeres.

    Un hecho positivo es el hecho de que hoy hasta el 56% de los j√≥venes trabajadores digitales aspiran a un rol de liderazgo hoy, en comparaci√≥n con el 49% de la generaci√≥n anterior, y el 61% de ellos en los pa√≠ses desarrollados, el 29% en los pa√≠ses en desarrollo. desarrollo, planea iniciar un negocio en los pr√≥ximos 5 a√Īos. Por lo tanto, quiz√°s deba posponerse el presupuesto.

    Y en nuestro pa√≠s, ¬Ņc√≥mo van las cosas? Tomemos la encuesta de ISTAT "C√≥mo est√°n cambiando las vidas de las mujeres 2004 - 2014": se desprende que, en general, el 55,6% de los hombres que utilizan PC, el 57,8% que se conectan a Internet, siguen siendo mucho m√°s numerosos que las mujeres (46,2% y 48,3% respectivamente). Sin embargo, y esto sin duda es un dato reconfortante, desde hace cerca de una d√©cada han sido las mujeres las que han liderado el crecimiento digital de nuestro pa√≠s, y la brecha entre hombres y mujeres que utilizan PC se ha reducido considerablemente, pasando del 11,7% en 2005 al 9,4% de la √ļltima encuesta. Asimismo, la diferencia entre hombres y mujeres que tienen conexi√≥n a Internet tambi√©n se ha reducido, del 10,1% al 9,5%. Es especialmente entre los j√≥venes donde la brecha de g√©nero se elimina pr√°cticamente por completo.

    Si la falta de oportunidades es también "culpa" de las mujeres

    Fuente: web

    Durante el encuentro “Las mujeres en el corazón de la innovación digital", organizado por Tecnologías CA, Fundación Sodalitas mi NetConsulting cubo En 2016, con el objetivo declarado de promover la importancia de la formación técnico-científica y el papel de la mujer en la innovación tecnológica, se evidenció que la disparidad numérica en el acceso a puestos de trabajo puramente digitales depende principalmente de la dificultad de encontrar de recursos femeninos con competencias en disciplinas técnico-científicas, cuya causa, banal pero absolutamente fundada, radica en dos / tres factores: las resistencias culturales dentro de la organización (que llegan incluso al 45,8%) pero también la escasez de mujeres tituladas en disciplinas técnico-científicas (29,2%) y escaso interés femenino por profesiones relacionadas con las TIC (29,2%).

    Por lo tanto, a menudo, además de las influencias culturales por parte de los posibles empleadores, que miran con recelo a las mujeres que solicitan puestos en el sector digital, tal vez incluso en puestos directivos, la "culpa" de la brecha digital se debe atribuir a percepción que las propias mujeres tienen de sí mismas y de su papel con respecto a un entorno laboral determinado; como se mencionó al inicio del artículo, todavía no son pocas las mujeres que piensan que hay trabajos típicamente masculinos, y entre ellos se encuentran aquellos que requieren el uso de tecnologías con mucha frecuencia.

    A√ļn as√≠, todas estas son excusas que no se sostienen. Porque si alguna vez, comparado con los trabajos manuales o que requer√≠an de una destreza f√≠sica particular, la discriminaci√≥n sexual pudo en cierto modo ser v√°lida, fue solo para la diferente estructura f√≠sica de hombres y mujeres, hoy, en el campo de las TIC, estas diferencias no tienen ninguna raz√≥n de existir. Implementar el acceso de las mujeres a importantes puestos gerenciales en el campo digital, romper los clich√©s y las reticencias que las empresas todav√≠a llevan consigo muy a menudo hoy en d√≠a, y educar a las propias mujeres en la idea de poder graduarse en materias t√©cnico-cient√≠ficas con La perspectiva futura de tener igualdad de oportunidades para acceder a puestos de trabajo son los primeros pasos a dar para reducir cada vez m√°s la brecha, quiz√°s incluso eliminarla.

    Después de todo, hay algunas mujeres, afortunadamente, que niegan las teorías de quienes piensan que las TIC son "para hombres", y no son pocas: hemos contado las historias de 10 de ellas en nuestra galería ... también son muchos italianos.

    Brecha digital de género: chicas, despierten, recuperemos la paridad digital de inmediato

    silvia vianello linkedin / web

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información