Ataque de p√°nico y ansiedad: diferencias

Ataque de p√°nico y ansiedad: diferencias

Ataque de p√°nico y ansiedad: diferencias

Hoy hablemos de la diferencia entre un ataque de ansiedad y un ataque de p√°nico. El primero es un t√©rmino com√ļn pero de escasa utilidad cl√≠nica; el segundo indica una condici√≥n m√©dica muy espec√≠fica.

Los términos ataque de pánico y ataque de ansiedad generalmente se usan indistintamente, pero no indican la misma condición. Tienen diferentes características, aunque algunos síntomas son comunes. Se utilizan indistintamente no solo por los pacientes, sino también por los propios estudiantes de psicología.

Será difícil encontrar un buen tratamiento o desarrollar estrategias de afrontamiento adecuadas si partimos de un uso incorrecto de los términos. Comprender la diferencia entre ataque de pánico y ansiedad es más que una pregunta semántica.

Saber distinguir los síntomas de las dos condiciones es fundamental para abordar eficazmente el problema del paciente. El malestar en la base es diferente, al igual que su curso.

√ćndice()

    Diferencia entre ataque de p√°nico y ansiedad

    Un ataque de ansiedad a menudo se produce como reacción a un factor estresante o una preocupación específicos.. Por ejemplo, hace tiempo que tengo miedo de que me despidan y mi jefe me llama porque quiere hablar conmigo. Mis síntomas de ansiedad se están disparando.

    Durante un ataque de ansiedad sientes miedo, aprensión, tu corazón se acelera o tu respiración es corta. Sin embargo, es de corta duración y cuando el factor estresante desaparece, el ataque también desaparece.

    El ataque de pánico, por otro lado, no se basa en un peligro real o una causa obvia. No es "provocado" y en muchos casos es impredecible. En este caso, la víctima se ve invadida por el miedo, el terror o la aprensión.

    Puede sentir que se está muriendo, está perdiendo el control o se acerca un ataque cardíaco. Implica una serie de síntomas físicos como dolor de pecho, dificultad para respirar, náuseas o mareos.

    ¬ŅEst√°n cubiertos por el DSM?

    Incluso hoy, a finales de 2020, el ataque de ansiedad no entra en ninguna categor√≠a de diagn√≥stico si nos referimos a la √ļltima edici√≥n de Manual Diagn√≥stico y Estad√≠stico de los Trastornos Mentales (DSM5).

    Un ataque de ansiedad es, de hecho, un t√©rmino de uso com√ļn para describir un per√≠odo de ansiedad intensa y prolongada. Los ataques de p√°nico, por otro lado, son f√°ciles de definir porque existe un consenso cl√≠nico.

    El DSM describe el ataque de pánico como un episodio caracterizado por la aparición repentina de un miedo intenso, que alcanza su punto máximo en minutos y desencadena reacciones físicas intensas en ausencia de un peligro real o una causa aparente.

    Síntomas del ataque de ansiedad.

    Cuando hablamos de un ataque de ansiedad, nos referimos a un pico de este estado de ánimo que puede perdurar en el tiempo; o al menos hasta que el estímulo desaparece, encontramos una estrategia de afrontamiento o se agota el proceso fisiológico.

    Es más severo que simplemente sentirse ansioso, pero no suele alcanzar los mismos niveles de activación provocados por un ataque de pánico. Puede durar desde minutos hasta horas, incluso días o semanas. Suele tener uno o más de los siguientes síntomas:

    • Inquietud, sentirse extremadamente cansado o nervioso.
    • Fatiga severa en ausencia de esfuerzo f√≠sico o mental prolongado o intenso.
    • Dificultad para concentrarse o aclarar la mente.
    • Irritabilidad.
    • Tension muscular.
    • Dificultad para controlar las preocupaciones.
    • Trastornos del sue√Īo (dificultad para conciliar el sue√Īo o permanecer dormido, sue√Īo inquieto o no reparador).

    La terapeuta Ginger Poag definió el ataque de ansiedad como un "momento de aprensión sobre posibles eventos futuros". A veces es el preludio de un ataque de pánico.

    A diferencia de los ataques de pánico, los ataques de ansiedad no son necesariamente un signo de un trastorno de ansiedad. La ansiedad es una respuesta natural a situaciones o estímulos específicos, y los ataques son solo formas más intensas de esta emoción.

    Los ataques de ansiedad a menudo provocan patrones de evitación o precaución excesiva. Por ejemplo, quienes han tenido una social tenderán a evitar lugares o situaciones que les hayan puesto ansiosos.

    Los síntomas del ataque de pánico

    Se pueden desencadenar reacciones físicas graves en un ataque de pánico. A menudo, quienes lo padecen piensan que se trata de un ataque cardíaco y llaman al 911. Algunos de los siguientes síntomas suelen estar presentes y suelen durar entre 10 y 15 minutos:

    • Sensaci√≥n de muerte o peligro inminente.
    • Miedo a perder el control o morir.
    • Frecuencia card√≠aca acelerada o palpitaciones.
    • Transpiraci√≥n.
    • Temblor.
    • Dificultades respiratorias o sensaci√≥n opresiva en la garganta.
    • Asfixia.
    • N√°usea.
    • Calambres abdominales.
    • Dolor en el pecho.
    • Mareos, aturdimiento o desmayo.
    • Entumecimiento u hormigueo.
    • Sensaci√≥n de irrealidad o desapego.

    En un ataque de pánico, a menudo hay una sensación de amenaza inminente.. Esto lleva a la víctima a buscar ayuda o intentar escapar. A veces tiene un ataque de pánico una o dos veces en su vida.

    Suele ocurrir en condiciones de estrés o presión extremos. Experimentar repetidamente una serie de ataques de pánico suele ser un síntoma de trastorno de pánico, que puede resultar de eventos traumáticos.

    Dos condiciones que son difíciles de distinguir

    Debido a que los síntomas son muy similares, puede ser difícil distinguir entre un ataque de pánico y un ataque de ansiedad. Aquí hay algunos consejos que nos pueden ayudar:

    • Los ataques de p√°nico ocurren t√≠picamente sin un agente desencadenante. La ansiedad, por otro lado, es una respuesta a un factor estresante o amenaza percibido.
    • Los s√≠ntomas de un ataque de p√°nico son intensos y desestabilizadores.. A menudo provocan una sensaci√≥n de irrealidad o disociaci√≥n. Los s√≠ntomas de ansiedad var√≠an en intensidad, de leves a graves.
    • Los ataques de p√°nico aparecen repentinamente, ya que los s√≠ntomas de ansiedad se vuelven cada vez m√°s intensos en minutos, horas o d√≠as.
    • Los ataques de p√°nico desaparecen en minutos mientras que los s√≠ntomas de ansiedad pueden persistir durante per√≠odos prolongados.

    Tener en cuenta la diferencia entre el pánico y el ataque de ansiedad es crucial. Mucha gente cree que está teniendo un ataque de ansiedad cuando en realidad es un ataque de pánico. Esta confusión a menudo lleva al paciente a interrumpir la terapia..

    Por otro lado, confundir los dos fenómenos en el diagnóstico diferencial podría significar, en el peor de los casos, hacer que la persona sea dependiente de un fármaco que no necesita. Por tanto, es fundamental proceder con rigor.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información