5 consejos para reciclar regalos, pero con clase

5 consejos para reciclar regalos, pero con clase

Nos ocupamos de ello todos los años. Cada año acariciamos el pensamiento en una mezcla entre lo pérfido y el sentimiento de culpa. ¿De qué estamos hablando? ¡Lógico, el “mítico” regalo reciclado! ¿Quién nunca ha recibido cosas tan inútiles como para pensar en pasárselas a otra persona?

En mi opinión, la teoría y la práctica del regalo reciclado se puede aplicar muy bien, sin necesariamente tener que sentirse culpable. Al final, con la crisis y los miles de gastos que afrontamos, no veo nada de malo en regalar algo que no nos importa, a otra persona que pueda estar contenta con ese regalo o que a su vez, lo usará para otra persona nuevamente.

¡Así que sin escrúpulos! Lógicamente, nunca podríamos reciclar un regalo para una persona importante. Con un poco de sentido común, es posible combinar un bajo costo y un resultado satisfactorio para todos.

Índice()

    1. No lo estropees cuando lo abras

    (foto:Web)
    Fuente: Web

    Un primer consejo que se deriva de esto es que cuando abras algún regalo y ya entiendas que no te gusta (o incluso si te gusta pero lo consideras inútil) no lo arruines ni lo manipules demasiado, déjalo como está. Yo personalmente abro, miro, agradezco con entusiasmo (obviamente falso) y luego guardo todo en la caja.

    2. Evaluar el conocimiento común

    (foto:Web)
    Fuente: Web

    Se dan obsequios reciclados a personas que no se conocen entre sí. De acuerdo, el regalo de un amigo que vive lejos al conocido que ves de vez en cuando (para que nunca se conozcan), está bien reciclar el regalo de un amigo a otro si estos dos se odian. La famosa bolsa de cosméticos de la tía le va aún mejor a un conocido. La situación de “familiares vs amigos” rara vez genera desastres diplomáticos. Piense en la cifra que surgiría si se hiciera de otra manera.

    3. No a las cosas usadas

    (foto:Web)
    Fuente: Web

    Sy un regalo se recicla con estilo y con astucia nunca nos daremos cuenta de que es un regalo reciclado. Entonces, si lo que tenemos es nuevo y no nos gusta, volvamos a ponerlo en práctica. Pero si sinceramente nos gusta, ¿por qué no aceptarlo? Evidentemente, en función de la situación y la sensibilidad de cada uno. Obviamente, no es agradable recibir un regalo reciclado de tu mejor amigo.

    4. Sentido común

    Fuente: Web
    Fuente: Web

    La regla más importante a aplicar al decidir reciclar un regalo es el sentido común. ¿Le regalarías alguna vez bragas rojas de encaje a tu tía mayor de sesenta años? Ciertamente no se hará nada al respecto. ¡Así que evalúe bien!

    5. No a los hombres

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Desde mi experiencia, los regalos reciclados, aparte de algunos accidentes, no van con hombres. Creo que es superfluo decirlo, ¿verdad?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información