13 consejos para lograr un maquillaje perfecto con una cuchara

13 consejos para lograr un maquillaje perfecto con una cuchara

Chicas, ÂżsabĂ­an que la cuchara no es solo para comer sopa?

Varios tutoriales disponibles en youtube explican cĂłmo es posible mejorar el arte de tu maquillaje gracias a esta herramienta de cocina.

Por ejemplo, puede minimizar las espinillas o crear una lĂ­nea de maquillaje perfecta con delineador de ojos.

Por eso aquĂ­ queremos darte estos 13 consejos para un maquillaje realmente especial.

Porque si una cuchara extra es suficiente para lucir bella, ¿por qué gastar demasiado en cremas y polvos mágicos?

La magia es más sencilla de lo que siempre nos han hecho creer.

ĂŤndice()

    13- Congela dos cucharas para deshacerte de las bolsas debajo de los ojos.

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Enfríe dos cucharadas en el congelador durante la noche, por la mañana y luego colóquelas debajo de los ojos, lo más cerca posible de las esquinas internas.

    Presione un poco y luego deslice las cucharas hacia las esquinas exteriores.

    El movimiento ayudará a drenar el líquido debajo de los ojos, mientras que la cuchara fría minimizará cualquier hinchazón.

    12- Crea una lĂ­nea perfecta con delineador de ojos

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Sostenga el mango de la cuchara contra la esquina exterior del ojo y dibuje una lĂ­nea recta.

    Luego, voltea la cuchara para que el mango abrace el párpado y usa el borde redondeado para crear una punta perfectamente curva.

    Estilo egipcio. Un poco como Katy Perry en su Ăşltimo video.

    Luego traza una lĂ­nea con el delineador de ojos, tratando de trazar perfectamente el ya dibujado, para completar el look.

    11- Sujete la cuchara debajo del ojo para aplicar rímel en las pestañas inferiores, evitando que se corra. (Post-rímel a prueba de estornudos)

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Coloque la cuchara debajo del ojo y aplique rímel como lo hace a diario en las pestañas inferiores.

    De esta forma, el residuo se depositará en el dorso de la cuchara en lugar de en la piel.

    Este método también es perfecto para el párpado superior.

    10- Reconstruye tu sombra de ojos rota o ruboriza con alcohol y cuchara

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    ¿Cuántas veces ocurre que la sombra de ojos, el rubor, el rubor y cualquier otro producto en polvo caen ruinosamente al suelo, rompiéndose en mil pedazos?

    Que no cunda el pánico, hay varias formas de empaquetarlo.

    Por ejemplo, agregue unas gotas de alcohol al producto triturado y presione las piezas con el dorso de una cuchara limpia.

    DĂ©jelo secar y luego Ăşselo normalmente.

    Ahorre sombra de ojos, billeteras también.

    9- Riza tus pestañas con el borde de la cuchara

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Si no tienes un rizador de pestañas, una cuchara es tan eficaz como rizar tus pestañas, como una verdadera diva.

    Coloque el borde curvo de la cuchara justo encima de las pestañas superiores y con el dorso de la cuchara contra el párpado.

    Con el dedo, presione ligeramente las pestañas contra el borde, como si fuera un rizador de pestañas. Mueve lentamente la cuchara por todo el arco y sigue presionando.

    Para una curvatura máxima, caliente la cuchara con el teléfono, justo antes de esta operación.

    8- Usa la cuchara para el arco de cejas perfecto

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    La curva de la cuchara de sopa es la forma perfecta para un arco de cejas.

    Luego alinea la curva de la cuchara debajo de tu frente y traza el contorno de tus cejas con un lápiz.

    Luego use esta línea como guía y comience a torcer o rellenar sus cejas con un lápiz.

    7- Mezcla los pigmentos de tu maquillaje favorito con un ungĂĽento, para los labios de una estrella

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Toma uno de tus maquillajes favoritos, como ese rubor color melocotón, y mézclalo con un poco de pomada o vaselina.

    Luego use su dedo o un pincel para aplicar el color resultante en sus labios.

    6- Colorea perfectamente tus mejillas

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    A menudo es difĂ­cil encontrar el hueco perfecto debajo de los pĂłmulos para crear un efecto maravilloso con el rubor.

    El riesgo es encontrarse con mejillas de payaso. Para ayudarlo a determinar qué área es mejor, tome una cuchara y colóquela en sus mejillas para que se ajuste perfectamente a su rostro.

    El área justo debajo de la cuchara es donde se debe aplicar el rubor.

    5- Usa una cuchara de café para ayudarte en el arte de las uñas.

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Vierta unas gotas de esmalte de uñas en la cuchara.

    De esta forma será más fácil crear diseños y miniaturas, o simplemente lunares y juegos de colores, en tu nail art.

    4- Dale a las uñas un efecto "mármol" agitando dos esmaltes y enrollando la uña sobre el borde de la cuchara

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Vierta las gotas de esmalte de uñas en la cuchara y mezcle ambos colores con una horquilla.

    Después de crear el efecto deseado, deslice el esmalte de uñas sobre el borde de la cuchara y apoye la uña, dejándola rodar.

    Limpiar bien los bordes para completar el efecto.

    3- Bloquear las manchas del esmalte de uñas con la ayuda de una cuchara debajo de la uña

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Tome una cuchara de plástico y sosténgala debajo de las uñas mientras pinta para evitar que el esmalte se manche los dedos.

    AdiĂłs a las manchas en segundos. No conocĂ­as este truco, Âżverdad?

    Apuesto a que ya no podrás prescindir de él.

    2- Reducir el tamaño de un chupetón o moretón con una cuchara fría

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Coloca la cuchara en el congelador y una vez que se haya enfriado frota la espalda contra el moretĂłn o chupetĂłn.

    Esto ralentiza el flujo sanguíneo y el área comienza a aclararse.

    1- Ayuda a minimizar un granito con la cuchara caliente

    (foto:Web)
    (foto:Web)

    Este es un viejo truco que ayuda a que las espinillas se curen más rápido.

    Abra el agua a una temperatura ideal que no esté caliente al tacto. Un poco como agua caliente para un relajante baño.

    Cuando haya encontrado la temperatura perfecta, llene una taza y sumerja la cuchara en el agua.

    Cuando la cuchara esté caliente (prueba su temperatura en el borde de una mano de todos modos para no quemarte), coloca la parte trasera contra la espinilla y déjala reposar hasta que la cuchara se enfríe.

    ¡Te sorprenderá el resultado!

    ArtĂ­culo original publicado el 5 de mayo de 2014

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información