10 formas de prolongar tu bronceado

10 formas de prolongar tu bronceado

Para todos los amantes del verano y las vacaciones en la playa, el bronceado es un imprescindible para lucirse durante los próximos meses. Además del nivel estético, hay que recordar que exponer la piel al sol (de forma conciente y moderada) puede ser una verdadera panacea para el cuerpo, ya que es de esta forma que sintetiza vitamina D.

Por esta razón, exposición al sol (especialmente en los brazos y la cara) debe tener lugar durante todo el año.

La mala suerte, sin embargo, es que el bronceado tiende a desvanecerse rápidamente con la llegada del otoño. ¿Cómo, entonces, prolongarlo en el mejor de los casos sin dañar nuestro cuerpo?

Greenme nos lo explica a través de 10 sencillos trucos que nos permitirán conseguir, pero sobre todo mantener, un bronceado saludable evitando las quemaduras solares.

Índice()

    1. Hidratación

    Fuente: Web

    La primera parte fundamental para mantener un bronceado correcto es recordar hidratar la piel, evitando así que se reseque.
    Por tanto, es importante recordar beber con las comidas y durante todo el día, incluso cuando está de vacaciones.

    2. Nutrición adecuada

    Toma uno Una nutrición adecuada no solo beneficia a la piel, sino a todo el organismo.. Los alimentos que ayudan a la aparición del bronceado son principalmente frutas y verduras como tomates, caratore, albaricoques y melocotones ya que contienen vitaminas, y poderosos antioxidantes como flavonoides, betacaroteno y licopeno. Los pimientos, las calabazas de verano y el melón también son muy adecuados.

    3. Aceite de germen de trigo

    Fuente: Web

    Usar aceite de germen de trigo para la limpieza facial puede ayudar a mantener el bronceado evitar los posibles signos del envejecimiento cutáneo. Su uso es sencillo: basta con colocar unas gotas de aceite en el rostro todavía húmedo y masajear durante un largo tiempo hasta que la piel las absorba. Finalmente, enjuague su rostro con agua y el sabor de Marsella.

    4. Aceite de zanahoria

    Se sabe que la zanahoria es uno de los principales alimentos beneficiosos para la piel. El aceite de zanahoria también viene en nuestra ayuda, ideal como solución para hidratar el rostro y el cuerpo y para mantener el bronceado.. Úselo masajeando con cuidado sobre la piel húmeda una vez que salga de la ducha, especialmente al regresar de la playa.

    5. Manteca de karité

    Fuente: Greenme

    La manteca de karité se usa a menudo como un remedio calmante para la piel del rostro y el cuerpo, así como para una hidratación adecuada. A través de sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, ayuda a que la piel reciba un nuevo bronceado además de mantener el que ya tenía. Puedes aplicarlo sobre la piel por la noche, después de una relajante ducha.

    6. Té negro

    Bueno, el té negro también puede ser una buena solución bronceadora. Es un verdadero remedio natural. y, cuando se aplica a la piel, es capaz de resalta el color del bronceado inmediatamente. Para usarlo basta con agregarlo al agua de la tina y luego sumergirse, para quienes no puedan usarlo, también se puede aplicar con un spray durante la ducha.

    7. Cáscara de nuez

    Fuente: Greenme

    La cáscara de nuez es un tinte natural capaz de dar a la piel bronceada un color dorado e intenso.. Encontrarlo es sencillo: intenta buscar jabones o detergentes naturales que tengan este ingrediente como base en alguna herbolaria de confianza.

    8. Aloe vera

    Para hidratar la piel y mantener un bronceado duradero, es bueno utilizar un after sun con ingredientes completamente naturales y sin fragancias químicas, ya que podrían dañar las skins más sensibles. Una buena solución es el gel de aloe vera.

    9. Aceite de aguacate

    Fuente: Web

    El aceite de aguacate también se considera una buena solución para mantener la hidratación de la piel y el bronceado de verano durante más tiempo..
    Una vez de regreso de las vacaciones, no olvides masajear tu piel todas las noches con este tipo de aceite, mezclándolo con unas gotas de aceite de jojoba o, para quienes lo prefieran, con aceite de oliva.

    10. Evita los perfumes

    La mayoría de los perfumes del mercado son a base de alcohol. Suelen resecar la piel, anticipando la descamación y la aparición de irritaciones e imperfecciones cutáneas. Por este motivo es aconsejable, especialmente durante el verano y principios de otoño, Reemplaza tu perfume habitual con agua floral natural y orgánica sin alcohol pero con un fuerte poder hidratante.. Buenas soluciones pueden ser azahar, lavanda o agua de rosas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información